CANACO Servytur Yucatán

Mérida, Yucatán, México
(GMT -6:00)

Notas informativas

VACACIONES DE VERANO EN YUCATÁN DEJARÍA DERRAMA DE 3 MIL 465 MILLONES DE PESOS

1/Oct/2018

 

Por las vacaciones de verano, julio y agosto, se espera en la entidad una derrama económica de más de 3 mil 465 millones de pesos, que representa un incremento de 5 por ciento respecto al mismo período de 2017, informó la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CANACO SERVYTUR) de Mérida.
El presidente de la CANACO Mérida, Michel Salum Francis, resaltó que los meses de julio y agosto son los que más derrama económica dejan para los negocios del sector comercio, servicios y turismo, principalmente los que se encuentran en la costa yucateca, Pueblos Mágicos, ciudades coloniales y zonas arqueológicas.
Esta temporada de vacaciones, señaló, Yucatán recibe a miles de turistas, principalmente regionales y nacionales, y en menor cantidad extranjeros, que le dan vida al comercio y los servicios en toda la entidad, con la derrama económica esperada, que para este año sería cerca de 3 mil 500 millones de pesos.
Para estos casi dos meses de asueto los que más movimientos y visitantes registran son los comercios, hoteles y restaurantes de la zona costera del estado, así como sitios turísticos, quienes incrementan sus ventas hasta en 100 por ciento respecto a un fin de semana normal del resto del año, subrayó.
Salum Francis apuntó que las expectativas para este período vacacional son muy altas, considerando que paseantes locales, regionales y nacionales son los que mayormente llegan a Yucatán para pasar días o semanas de descanso en alguno de los muchos sitios de interés del estado, lo que genera una buena derrama económica por concepto de hospedaje, alimentos y servicios.
El líder empresarial aseguró que un factor que hará que aumente el número de visitantes, principalmente locales, y que la derrama sea mayor a las del 2017, es la flexibilidad del calendario escolar, debido a que la mayoría de las escuelas públicas y privadas de nivel básico optaron por ampliar este período a dos meses, es decir julio y agosto.
Michel Salum pidió a los comerciantes y prestadores de servicio y a los sitios turísticos de la entidad no elevar los precios de los productos que venden, a fin de evitar quejas de los vacacionistas ante las instancias correspondientes, lo cual podría traerles sanciones económicas, e incluso la clausura temporal de sus negocios.

¡Afíliate!